Spanish English Aviacion Cubana


Aviacion Cubana

The Cuban MiG-23 in air-air action (in Angola)


Ruben Urribarres




El combate más famoso entre los MiG-23 y Mirage F1


FAR Con la intensificación del conflicto a fines de 1987, comienzan los combates aéreos con los Mirage F1 de la SAAF sudafricana. El 27 de setiembre de 1987 la pareja de MiG-23ML cubanos del líder mayor Alberto Ley Rivas, y su numero el primer teniente Juan Carlos Chavez Godoy, despega a cubrir una mision de rescate de los helicópteros por la zona de Cuito Cuanavale, cuando reciben el aviso del radar terrestre, de que dos cazas sudafricanos penetran el espacio aéreo angolano rumbo norte.

Eran dos Mirage F1CZ del 3° Squadron de la SAAF, piloteados por el lider commandante Carlo Gaggiano y su número el capitán Arthur Piercy. Los MiG-23ML siguen las indicaciones del radar para interceptar los Mirages, aproximándose de frente. El radar del MiG-23ML de Chávez capta y fija al primer Mirage F1 a 12 km, pero no puede disparar su misil R-24 de mediano alcance, pues ambas parejas de cazas giran, y desde su posición el MiG-23ML de Rivas quedó delante (Rivas llevaba sólo misiles de corto alcance R-60MK (AA-8 Aphid).
El piloto Ley Rivas primero a la derecha, que derriba un Mirage F1
A la izquierda: El autor de la victoria Ley Rivas primero a la derecha y otros pilotos cubanos, junto a un MiG-23UB

Las dos parejas de cazas se cruzan de frente, y giran en la horizontal para colocarse en la cola del otro. Sin embargo,  el MiG-23ML tiene clara superioridad de maniobra frente al inerte Mirage F1, y su radio de giro es menor. En pocos segundos Rivas logra colocarse en la cola del Mirage F1CZ SAAF-206 de Piercy, y le dispara a 300 metros un R-60MK, que explota en su cola. Chávez y del operador de tierra gritan emocionados confirmando el impacto. Eran las 14.36 horas. El otro Mirage al ver la suerte de su compañero, bruscamente pica a tierra, y sale del combate en vuelo rasante hacia a Namibia. Los MiG-23ML consideran al primer Mirage derribado, e intentan perseguir al segundo avión, pero estaban ya al límite de combustible, y regresan. 
 
El Mayor Alberto Ley Rivas, 32 años. En 1987 cumplía su tercera campaña en Angola. Jubiloso tras aterrizar y ser felicitado por la victoria (Foto de César Gómez, "Viaje al centro de los héroes")

El Capitán Arthur Piercy, 29 años. Para el momento del encuentro tenía 1,455 horas de vuelo y 47 misiones de combate (Foto cortesía de Arthur Piercy) 

Piercy pudo salir del combate pero averiado, pica a tierra para pasar inadvertido, y a toda velocidad se dirige a su aeródromo de Rundu, Namibia. El misil R-60MK explotó cerca de la tobera, dañando las alas y timones, el paracaídas se desprendió, pero lo peor era que el sistema hidraúlico, que potencia los mandos, se dañó seriamente, y comenzó a fallar. Piercy controla a duras penas su Mirage F1CZ, y al intentar aterrizar se sale de la pista, se estrella perdiendo el tren. Del golpe la catapulta se disparó, el paracaídas de Piercy no tiene tiempo de abrirse, y choca con la tierra. Como consecuencia Piercy se daña seriamente la columna y queda inválido. Su Mirage F1CZ 206 es dado de baja y fue canibalizado para arreglar al Mirage F1 205, que también estaba de baja. Durante años Sudafrica ocultó la pérdida por combate de este Mirage, calificándola de accidente, aunque hoy reconoce que la causa de ese supuesto accidente, fue el combate con Rivas. 

Arthur Piercy me concedió gentilmente su versión sobre este combate, con relato y fotos, que se puede ver en su artículo
El Mirage F1AZ SAAF-205 fue dado de baja, y desarmado para piezas
El agujero lo ocupaba el paracaídas, que se desprendió con la explosión
Algunos impactos de la metralla del misil R-60MK en la cola y alas
La nariz quedó destrozada, y el radar fue cogido para piezas

- Fotos cortesía de Arthur Piercy -

Otros combates aéreos 


El 3 de abril de 1986 un MiG-23 cubano intercepta de noche a dos C-130 de la CIA que lanzaban armas a la UNITA cerca de ls frontera con Zaire. Uno de los Hercules fue derribado con misiles de mediano alcance, y el segundo logró huir con averías. El éxito de la acción fue significativo por la fortaleza de los Hercules, y el cese de los vuelos de la CIA en la zona. 

El 25 de febrero de 1988 el solitario MiG-23ML del primer teniente Eladio Avila terminaba una misión de cobertura a un MiG-21, cuando recibe la oden del operador de tierra de buscar un blanco aéreo aparecido en la zona. Avila no lo encuentra, y decide regresar por estar escaso de combustible. Pero cuando se retira, se encuentra con dos Mirage F1. Los sudafricanos prefieren retirarse a pesar de su ventaja numérica. Avila los persigue y casi los tiene al alcance de tiro efectivo de sus misiles, cuando se le enciende el bombillo de emergencia por falta de combustible. Ya no puede regresar a Menongue, y se ve obligado a aterrizar casi vacío en la pista de Cuito Cuanavale, que estaba bajo el fuego de los obuses sudafricanos de 155mm G5 y G6. Avila se reposta, y despega milagrosamente a Menongue, a pesar del fuego artillero por el aeródromo. 

Ese mismo día 25 de febrero el capitán Orlando Carbó en su MiG-23ML de reconocimiento al sur de Cuito, cuando el operador del radar, primer teniente Ricardo López Castillo, le advierte de la aproximación de un Mirage F1. Orlando se prepara para el combate, y de repente Ricardo le advierte de que aparecieron en la zona otros dos Mirage F1. Era una emboscada, en la que el MiG-23ML se enfrasca contra tres Mirage F1. Orlando maniobraba enérgicamente, ayudado todo el tiempo por las indicaciones de Ricardo, que le decía la posición de los Mirages. Los sudafricanos le disparan tres misiles aire-aire V-3 Kukri sin resultado, y se retiran. Orlando regresa a casa tambien falto de combustible, apagándosele el motor en la pista de aterrizaje. Aquí fue decisiva la superior maniobrabilidad del MiG-23ML frente al Mirage F1, y la ayuda del operador del radar. 
 
Eladio Avila
MiG-23 de Carbo en la mirilla de un Mirage F1
Operador aéreo
Clavijo y Palacios en el MiG-23ML
Eladio Avila tras un combate con dos Mirage F1 aterriza en Cuito Cuanavale bajo el fuego de los obuses G5
MiG-23 de Orlando Carbó en la mirilla de un Mirage F1, que no puede apuntarle (Foto vía de Barax)
Los pilotos eran ayudados eficazmente  por los operadores de tierra durante los combates
Los capitanes Clavijo y Palacios participan en la campaña final, aquí junto a uno de aquellos MiG-23ML

Según los sudafricanos, el 10 de setiembre de 1987 dos Mirage F1CZ interceptan 10 MiG-23ML (ocho en misión de bombardeo y dos de escolta). Los bombarderos interrumpen su ataque, mientras los Mirages se ensarzan con la escolta. El fotocontrol del Capt. A. van Rensburg supuestamente muestra un misil Matra-550 explotando cerca de un MiG-23, pero no se adjudican victorias. 

De los demás combates aéreos la información es muy vaga por ambos lados. La victoria de Rivas es la única victoria detallada abiertamente en fuentes cubanas, aunque el Jefe de la DAAFAR en 1987-1999, General de División Rubén Martínez Puentes declaró que las victorias fueron varias: "No fueron pocas las naves sudafricanas derribadas por nuestros pilotos" (4). Por ejemplo, el piloto de MiG-23 teniente coronel Eduardo Gonzáles Sarría, reclama un Mirage derribado. 

Las fuentes rusas y polacas también hablan de varias victorias de los MiG-23 cubanos. El conocido publicista ruso Vladimir Ilyn, especialista de aviación del TsAGI de Rusia (Instituto Central Aerohidrodinámico, al cual llega la información sobre la explotación de los MiGs por todo el mundo por sus usuarios), abjudica a los MiG-23 en Angola 3 victorias aéreas (2 Mirage y 1 Impala) y 1 Mirage que regresa averiado, pero se estrella al aterrizar (posiblemente Piercy), en total 4 victorias en 1987-1988. Otras fuentes rumorean sobre el posible derribo de un helicóptero (supuestamente Puma o Alouette-III) por MiG-23 con R-60 en la zona fronteriza de Namibia. Por su parte, las fuentes sudafricanas niegan estas posibles victorias cubanas en combates aéreos, aunque tampoco se abjudican MiG-23 derribados en tales combates. Fuentes rusas lo atribuyen a que los sudafricanos camuflan sus pérdidas de combate como accidentes. 
 
Cazas angolanos MiG-23ML
Caza MiG-23ML
MiG-23ML con racimos de cohetes UB-32
MiG-23ML cubano con misiles R-60 y R-24
Pareja de cazas MiG-23ML FAPA C-454 y C-436
Este MiG-23ML acaba de soltar su paracaídas al aterrizar
MiG-23ML se reabastace de combustible. Bajo las alas racimos de cohetes UB-32
MiG-23ML cubano, con dos misiles R-60M y dos R-24T. Angola, 1988

La FAR gana la superioridad aérea 


Al principio de la guerra en 1976 la FAR evaluó acciones contra la Fuerza Aérea de Zaire, pero ésta nunca llegó a intervenir. Sin embargo, la SAAF sudafricana sí interviene activamente en la guerra de Angola, al igual que en acciones en Namibia, Mozambique, Rhodesia y Zambia, como parte de los intentos de la minoría blanca sudafricana de frenar los movimientos revolucionarios de sus vecinos. En Angola sesde 1975 actuaban sus helicópteros, aviones de exploración transporte, y desde 1978 los aviones de combate. 

La profesionalidad de los pilotos de la SAAF era alta, superior a la de los pilotos angolanos, pero al nivel de los cubanos. La SAAF estaba bien equipada, y tuvo durante toda la guerra superioridad numérica, aunque esta ventaja que fue disminuyendo con el tiempo. Al final de la guerra en 1988 las FAPA-FAR contaban con unos 160 aviones de combate (55 MiG-23, 90 MiG-21, 14 Su-22) de ellos 80 MiGs de la FAR. La SAAF tenía en ese momento el doble, con unos 320 aviones de combate (34 Mirage F1, 55 Mirage-III, 214 Impala, 8 Canberra, 6 Buccaneer), aunque de ambos lados no todas estas fuerzas combatían en el frente. La mayor cantidad de aviones sudafricanos era compensada por los mejores performances de los MiG-23 sobre los Mirage F1, y mejores misiles R-24 y R-60 sobre los V3b Kukri y Matra-550. Con el R-24 los MiG-23ML tenían capacidad de combate BVR (más allá del alcance visual), algo inexistente en la SAAF, que tuvo la suerte de no experimentarlo en carne propia, pero lo tuvo en cuenta en sus acciones. La geometría variable de los MiG-23 era también una ventaja, permitiendo combates maniobreros en posición de 45°, alta velocidad a 72° y cortos despegues en 16°. 

Los sudafricanos se impresionaron tanto con la técnica rusa, tan sólo se acabó la guerra fría, pidieron a Rusia la creación de un consorcio para modernizar sus Mirage F1 y Mirage-III con motores y misiles rusos. Tal empresa se formó en 1991, y crea la modificación "Super Mirage F1", con un motor RD-33 de MiG-29 modificado, misiles R-73E, y la modernización y cambio de sus sistemas de a bordo, todo lo cual coloca al Super Mirage F1 al nivel de los Mirage-2000. 
 
Gracias a los tecnicos no hubo MiG-23 de baja
Tecnicos cubanos cargan misil R-24
MiG-23ML con misiles
Super Mirage F1
El personal de tierra trabajó arduamente. Ningún MiG-23 estuvo de baja durante la campaña final de 1988
La moral de los cubanos siempre fue alta. Técnicos colocan un misil R-24R al MiG-23ML (César Gómez, "Viaje al centro de los héroes")
MiG-23ML cubano en Angola, con dos misiles R-60M y dos R-24T. 1988 (Humberto Trujillo, "Trueno justiciero")
El Super Mirage F1 de la SAAF en la exposición MAKS-2001 de Moscú. Con motor de MiG-29 y misiles R-73E

En occidente algunos creen el mito de que la SAAF tenía la superioridad aérea al menos hasta 1987, pero en realidad en el sur de Angola actuaban regularmente la FAR-FAPA, mientras que la SAAF sólo efectuaba raíds esporádicos en la zona. Para fines de 1987 y durante la campaña de Cuito Cuanavale, ambos lados incrementan sus acciones, pero los MiG-23ML cubanos conquistan la superioridad aérea sobre el teatro de operaciones, y los Mirage F1 enemigos actuaban sólo con mucha cautela. La SAAF evitaba los combates con la FAR, y no interfería en sus acciones. Sólo se atrevía a enfrentarse a los MiGs cuando planificaba detalladamente alguna emboscada aérea, con superioridad numérica y táctica, o si los MiGs no le dejaban otra alternativa. En la campaña de fines de 1987 y 1988, la FAR y SAAF con frecuencia organizaban estas emboscadas aéreas con señuelos, pero ninguno de los dos lados se dejó engañar. Después de los combates de setiembre de 1987, cuando la SAAF pierde el Mirage F1 de Piercy, los sudafricanos se impresionan y dejan el aire a los MiGs, dedicándose a misiones de bombardeo. Si los MiG-23ML despegaban a interceptar los Mirage F1, éstos se retiraban inmediatamente, sin intentar a su vez interceptar a los MiGs cuando éstos machacaban al SADF. Los horarios de vuelos de los Mirage F1 cambiaban todo el tiempo, para llegar por sorpresa y no encontrarse con los MiGs. 
 

Mirage F1AZ de la SAAFMiG-23ML
Mirage F1AZ de la SAAF pintado con uno de los esquemas de la guerra (Foto de Anton Dyason) y su contrincante MiG-23ML Flogger G. Los MiG-23ML eran aparatos superiores tanto en performances como en maniobrabilidad
Características
MiG-23ML
Mirage F1CZ
Año de diseño
1976
1974
Largo, m
16,70
15,00
Envergadura, m
7,78-13-97
8,40
Altura, m
4,82
4,50
Peso máximo de despegue, kg
17,800
14,900
Velocidad al nivel del mar, km/h
1,350
1,300
Velocidad a altura, km/h
2,445
2,230
Ascención, m/s
240
143
Alcance, km
1,950
1,850
Techo práctico, m
18,500
17,000
Potencia motor en postcombustión, kg
13,000
7,200
Cañón
1 x 23 mm, 200 disparos
2 x 30 mm, 2 x 135 disp.
Misiles
6 (4 R-60 + 2 R-24)
4 (2 R-530 + 2 R-550)

Ante tal impotencia, la SAAF con frecuencia interfería las comunicaciones radiales de los pilotos cubanos, dedicándose a gritar palabras obscenas en portugués y otros idiomas, lo cual era llamado �guerra electrónica�. Para misiones de este tipo en 1987 Pinochet envía a Namibia varios militares de la FACh chilena, que también tratan de reunir toda la información oída. Por ello el mando cubano limitaba las conversaciones por radio, y sus pilotos a veces se dedicaban a desinformar en el éter. 

MiG-23UB FAPA I-21. Foto Vasco Henrique, Air International

Hoy los sudafricanos explican que los Mirage F1 tenían que volar más distancia que los MiG-23 y estar menos tiempo sobre el objetivo, lo cual no es exacto, pues la distancia cambiaba según el frente. Los combates por Mavinga y Río Longa en 1987, muy propagandizados por Sudáfrica, se producían a unos 310 km de Menongue (base de MiG-23), mientras que los Mirage F1 de Rundu estaban más cerca, a 240 km. Durante los combates por Cuito Cuanavale, los MiG-23 de Menongue están mas cerca. Pero al producirse la decisiva ofensiva de primavera de 1988 hacia Namibia, otra vez los Mirage F1 tienen ventaja: Rundu esta en la misma frontera, Oshakati a 25 km, Ondangwa a 38 km  y Grootfontein a 110 km. Mientras que los MiG-23 están en Lubango a 150 km, y Menongue a 285 km: el doble de distancia que la base más lejana de la SAAF (ver mapa). 

Mapa de Angola con bases aereas

Cierto que que los Mirage F1 de la SAAF tenían que usar tanques de combustible adicionales de 1,200 litros, sin embargo, los MiG-23ML cubanos tenían gran déficit de tanques de combustible adicionales. Fidel Castro lo comenta: 

"Nuestros amigos de la URSS y otros países socialistas no nos quisieron suministrar los tanques auxiliares para los MiG-23. Hubo que construir en cuestión de semanas un aeropuerto militar cerca de la frontera de Namibia para aumentar el alcance de los aviones y hacernos dueños del aire, gracias a la pericia de nuestros pilotos que volaban a ras de tierra" (16)
Para que los MiG-23ML cubrieran la ofensiva cubana hacia el sur, se construyó en 75 días el aeródromo de Cahama, con dos pistas asfaltadas de 2,700 y 2,500m de largo y 30m de ancho, a 60 km de la frontera. Desde aquí los aeródromos de la SAAF al norte de Namibia estaban al alcance de los MiG-23ML, elemento que sirvió de presión sicológica al final
Aerodromo de Cahama para los MiG-23

El 5 de febrero de 1988 los sudafricanos comienzan a establecer interferencias radáricas activas en la zona de Cuito, para cubrir los cada vez menos vuelos de sus Mirage F1. La SAAF en esta campaña no hizo misiones de apoyo aéreo al SADF. Sólo trataba de asestar varios golpes a las Brigadas angolanas días antes de cada ataque terrestre, golpeando casi siempre terrenos vacíos por las nerviosas maniobras para evadir del fuego antiaéreo. Debido a los MiG-23ML, las fuertes defensas antiaéreas cubano-angolanas, las pérdidas aéreas y el embargo de armas decretado por la ONU a Sudáfrica, el mando de la SAAF se ve obligado a ahorrar sus medios aéreos, limitando las operaciones primero, y suspendiéndolas después, dejando en tierra a sus Mirage F1 desde el 23 de marzo, cuando hacen su último 683 vuelo en la campaña, un reconocimento tácito de la conquista definitiva de la superioridad aérea por los cubanos. 
 
Varios MiG-23ML y un MiG-23UB FAPA veteranos de la guerra. La letra C indica "Caza", y la I "instrucción" (Foto: Vasco Enrique, Air International)
Varios MiG-23ML y un MiG-23UB

Fuentes 


1-Humberto Trujillo. "Trueno justiciero". Ediciones Verde Olivo. La Habana, 1998, pág.133
2-Barry Fowler, �Pro Patria�. United Kingdom: Sentinel Projects, 1995
3-Pedro Prada. "El puñetazo de Stevenson". Revista Verde Olivo, 12/1989
4-La guerra de Angola. Editora Política. La Habana, 1989
5-Revistas cubanas Bohemia, Verde Olivo, (varios números)
6-Archivos del autor
Otras:
1-Humberto Trujillo. "Trueno justiciero". Ediciones Verde Olivo. La Habana, 1998
2-Enrique Carreras. "Por el dominio del aire". Editora Politica, La Habana, 1995
3-César Gómez Chacón. "Cuito Cuanavale: Viaje al centro de los Héroes". Editorial Letras Cubanas. La Habana, 1998
4-Luis Báez. "Secretos de Generales". Editorial Si-Mar SA, La Habana, 1996
5-Roger Ricardo. "Trincheras en el aire", Bohemia, 02.09.1988
6-Pedro Prada. "El puñetazo de Stevenson". Verde Olivo, 12/1989.
7-Vladimir Ilyn. "Tarjeta de visita de la aviación francesa", Krylia Rodiny, Moscú, 3/1994
8-Vladimir Ilyn. "MiG-23: largo camino hacia la perfección", Aviatsia y Fakty, Kiev, 2/2000
9-Guennady Volosko y Mijail Levin "El Mirage intermedio", Krylia Rodiny, Moscú, 3/1996
10-"Aviones de combate de Rusia", Aviatsia y Kosmonavtika, Moscú, 8/1997
11-"Aviones de combate de la VVS de Rusia", Aviatsia y Kosmonavtika, Moscú, 8/1999
12-"MiG-23: Wersje mysliwskie", Varsovia, Polonia, 1999
13-"MiG-23MF, Przeglad Konstrukcij Lotniczych", Varsovia, Polonia 1992
14-La guerra de Angola, Editora Política. La Habana, 1989
15-Barry Fowler, "Pro Patria", United Kingdom: Sentinel Projects, 1995
16-Discurso pronunciado por Fidel Castro Kingston, Jamaica, el 30 de julio de 1998
17-Revistas cubanas Bohemia, Verde Olivo, (varios números)
F-16 Combat Legacy: Derribo del Mirage F1 por Rivas
Aircraft Downed during the Cold War: Derribo del Mirage F1 por Rivas
MiG-23  Vladimir Ilyn. Airwar.ru. MiG-23 cubanos en Angola. Derribo del Mirage F1 por Rivas en detalle (en ruso)
MiG-23 Andrei Fomin. Air Fleet. MiG-23 cubanos en Angola
MiG-23 cubanos en Angola. Derribo del Mirage F1 por Rivas en detalle (en ruso)

  See also:
Cuban MiG-15
Cuban MiG-17
Cuban MiG-19
Cuban MiG-21
Cuban MiG-21 in action
Operación Pico: Cuban MiG-21 over Dominican Republic
Cuban MiG-17 and MiG-21 in the Ogaden War (Ethiopia)
Cuban MiG-23
Cuban MiG-23 in action (air-to-ground missions in Angola)
Cuban MiG-23 in action (air-to-air missions in Angola)
Cuban MiG-29

  External Links:
Cuban Air Force MiG-29 Fulcrum
Cuban MiGs
Cuban Military Forum
The MiG-29 Fighter
Cuban MiG-23 over Venezuela
Cuba in Africa, The Angola War




Foro Militar General

Aviso legal